PROGRAMAS

Adicción a juegos de azar, a la pareja, al internet, al sexo y otros

Existen las llamadas adicciones puras,  que  son  las  responsable del desbalance químico del cerebro  y  hay otras Adiciones no  convencionales que no es una sustancia ajena al cuerpo, sino la misma conducta del individuo. Así como saltar de un paracaídas puede alterar la emocionalidad entera de una persona, hay individuos que descubren acciones que lo elevan y le producen el placer que, en otros adictos, les son producidos por la ingestión del alcohol o el consumo de drogas. Estas son: las adicciones al juego, las adicciones a la comida, al sexo, al trabajo, etc.

Las características primordiales, al igual que en los otros tipos de adicción, es que al individuo se le deteriora su conciencia moral, pierde la facultad de sentir vergüenza, y su comportamiento apunta hacia la gratificación por medio a la repetición compulsiva de la misma conducta, minimizando todas las consecuencias negativas a corto o largo plazo que le pueda generar.

De todo ello se deduce que el eje del comportamiento adictivo, no es necesariamente la búsqueda de placer, sino la evasión de la realidad emocional.